Vajilla infantil de fibra de bambú

Vajilla infantil de fibra de bambú por marca

Ver vajilla infantil de fibra de bambú de FRESK

En esta sección vas a encontrar en la vajilla de bambú para bebé, una alternativa al plástico más sostenible para nuestro medio ambiente y más saludable para él.

Puericultura Ecológica ha seleccionado una colección de vajilla de fibra bambú para el bebé, dulce y fresca, diseñada en colores y con divertidos animales. La vajilla de bambú es una opción muy práctica como regalo para bebés.

La vajilla de bambú es adecuada para alimentos fríos como calientes, tanto sólidos como líquidos, son aptas para lavavajillas y resistentes como el plástico o la melamina.

La vajilla de bambú es un alternativa al plástico más saludable, cuando la vajilla de plástico se calienta, se raspa o se lava empieza a corroerse y filtrarse varios productos químicos no saludables, los más comunes son:

  • Ftalatos:  este químico es utilizado para dar flexibilidad al plástico. Son un disruptor endocrino, ya que se han relacionado desequilibrios hormonales por los ftalatos.
  • Bisphenol A (BPA): es otro químico industrial muy utilizado que se encuentra en botellas para beber y envases de plástico. Según numerosos estudios este químico puede causar efectos a niveles muy bajos de concentración sobre el equilibrio hormonal.
  • Dioxina: se  usa en productos de plástico de PVC (cloruro de polivinilo).  La dioxina es un disruptor endocrino al igual que los ftalatos; además, ha sido clasificado como carcinógeno por la EPA (Agencia de Protección Ambiental).

La vajilla de fibra de bambú está fabricada con un material natural “el bambú” que crece muy rápido y necesita de poca agua.  Para el cultivo del bambú no se necesita fertilizantes ni pesticidas que contaminen a nuestro medio ambiente porque es una planta muy resistente a plagas. El bambú es un material antibacteriano debido a que contiene una sustancia natural “Kun de bambú” que lo protege de las plagas.

La vajilla de bambú es una alternativa sostenible para nuestro medio ambiente porque es biodegradable en el suelo por microorganismo y luz solar. Cuando ya no la utilices con tu pequeño la puedes enterar en el jardín y en unos meses se descompondrá sin generar residuos en nuestros vertederos.