EN BICICLETA ELÉCTRICA LA SEMANA EUROPEA DE LA MOVILIDAD 2018

 

Ya conocéis mi compromiso social y ambiental de promover el uso de productos sostenibles para nuestro medio ambiente.

Como empresa socialmente responsable, (el pasado diciembre de 2017 se nos otorgó el Sello de Responsabilidad Social de Aragón), nos hemos propuesto retos sociales, éticos y medioambientales que quiero compartir con vosotros.

En la Semana Europea de la Movilidad 2018 que se celebra del 16 al 22 de septiembre, quiero hacer eco de que existen alternativas más saludables y sostenibles para desplazarnos por la ciudad.

Este año la Unión Europea bajo el lema “¡combina y muévete!”, quiere fomentar el uso y la combinación de diferentes modos de transporte en los desplazamientos urbanos tanto de personas como de mercancías..

¿Habéis probado las bicicletas eléctricas?

El pasado día 20 participé junto a mi hijo pequeño en una actividad realizada por Ebrobizi: “Ruta en familia en bici”, donde se nos dio la posibilidad a todos participantes de probar las bicicletas eléctricas y las opciones que hay para llevar a los niños: sillitas, carros, remolques...

La bicicleta eléctrica es una bicicleta de pedaleo asistido (llevan un pequeño motor) siendo posible circular también sin este pedaleo asistido y activarlo según el tipo de desplazamiento o momento.

Una ruta cortita de 5 kms por el carril bici de la ribera del Ebro y llena de color con globos, llamando la atención para fomentar y concienciar a todos los ciudadanos desde los más pequeños el uso de un medio de transporte sostenible.

Si queréis divertiros en familia y/o conocer los rincones de Zaragoza, Ebrobizi realiza diferentes talleres y actividades turísticas en bicicleta eléctrica.

Aunque es importante desde los Ayuntamientos  que se tomen medidas y se invierta en infraestructuras que faciliten desplazamientos sostenibles (carril bici, buen servicio de transporte público…), se necesita también un cambio en la ciudadanía, un cambio de mentalidad abierta que respete los distintos medios y opciones de transporte.

¡Y si hacemos partícipes a los pequeños ciudadanos de unas buenas prácticas sostenibles, veremos cambiar la cultura de movilidad en las ciudades!.

No sólo depende de las naciones que firmaron en el Acuerdo de París el objetivo de no aumentar en 1,50 grados la temperatura global del planeta, sino que todos con nuestros pequeños gestos podemos contribuir a reducir la emisiones de carbono y proteger el futuro del planeta. Además de usar y utilizar productos reutilizables como: pañales de tela y higiene femenina lavable (se emite carbono en su fabricación y al ser reutilizables evitas la emisiones de fabricación de un sólo uso), yo utilizo la bicicleta para mi trabajo diario y me gusta utilizar el transporte público.

¿Qué acciones sostenibles haces o tienes el propósito de cambiar en tus hábitos?

Comentarios

Danos tu opinión

Los campos con * son obligatorios.